La comida a la basura, la empleada a la calle

Ante la emergencia social que vivimos y el deterioro drástico y sistemático de los derechos sociales y laborales, no podemos pasar por alto los abusos que comete La Tagliatella contra la plantilla y nos vemos en la obligación de denunciarlos públicamente y luchar para que se acaben.

La sección sbanner_menupersonalindical CNT La Tagliatella denuncia que la empresa tira sistemáticamente comida en perfecto estado a la basura mientras deja a sus empleadas en la calle en las horas entre el turno partido, obligando a las mismas a comer en la calle, con el consecuente gasto que implica, por no permitirles permanecer en el local entre los turnos y consumir los productos descartados para la venta o los que traigan de casa. Por si los sueldos no fueran lo suficientemente precarios, debemos restarles lo que nos supone comer diariamente fuera si queremos algo caliente.

Según datos oficiales de la OCU, en España tiramos a la basura entre un 30-50% de alimentos comestibles y de ese total el 14% proviene de restaurantes. Son muchos los que estamos trabajando por acabar con ese despilfarro mientras la sociedad no tiene qué comer y sostiene familias enteras con salarios ridículos. Pero La Tagliatella como siempre vive en un mundo aparte, con sus reglas y sus mecanismos.

Esta cadena de restauración tiene un departamento de calidad que atribuye a cada alimento un periodo de garantía para la venta al público, tanto si es fresco como elaborado, y cuando este periodo termina el producto debe retirarse de la venta, lo que no significa que sea malo para el consumo, simplemente ha perdido cualidades y no tiene la calidad que ellos consideran oportunas para venderlos en sus restaurantes.

Desde siempre La Tagliatella ha tenido como norma tirar esos productos a la basura, teniendo totalmente prohibido a la plantilla comérselos o llevarlos a casa para su posterior consumo.

En La Tagliatella del restaurante del CC Parque Sur la norma es clara: no hay comida de personal, los platos que se elaboren por error irán directamente a la basura y los descartes se podrán comer, previo permiso de la Gerencia y en el mismo restaurante. Eso de los descartes no suena del todo mal si los descartes fueran siempre de materias elaboradas y ya preparadas para el consumo. Ya nos explicará el director cómo podemos comernos las materias primas que se descartan, o las que aún necesitan elaboración, y, sobre todo, cómo y cuándo nos las vamos a comer si cierran el local entre los turnos y no nos permiten llevárnoslas a casa.

Desde la sección sindical de CNT ya hemos denunciado la discriminación que sufre la plantilla de este restaurante en particular, puesto que no disfruta de comida de personal a diferencia de otros centros que sí lo hacen. Pero la cosa ya ha tomado un tinte demasiado oscuro porque desde hace unas semanas vemos cómo se tiran alimentos en perfecto estado, incluso sin salir de su recipiente original.

Es vergonzoso que, mientras ellos tiran los alimentos sin ninguna impunidad, la empleada tenga que comer en la calle a la espera de volver a trabajar. Es una política totalmente demencial que merece ser denunciada públicamente.

La situación de crisis social que estamos viviendo en España y que todos conocemos hace que muchas familias no puedan cubrir sus necesidades básicas como es la alimentación, pero parece una realidad ajena a La Tagliatella, y las trabajadoras tenemos que ver todos los días cómo la empresa tira alimentos que podríamos utilizar para la comida del personal o aprovecharla en casa. Todas sabemos que tener un puesto de trabajo hoy en día no te asegura tener las necesidades básicas cubiertas, y menos con las condiciones tan precarias que ofrece La Tagliatella.

Pero en esta empresa sí hay personas que tienen derecho a comer: los directores/as y encargados/as. Haciendo alarde de una política de empresa más cercana a la esclavitud que a una relación laboral respetuosa y digna con la plantilla, los jefes gozan de “privilegios” como es la comida a la carta, y los curritos tenemos que conformarnos con trabajar, producir y no protestar.

Desde CNT somos conscientes de la emergencia social y laboral en la que estamos hundidos y no estamos dispuestos a pasar por alto este tipo de comportamientos fruto de un capitalismo repulsivo e inhumano.

Por una hostelería digna, ¡arriba las que luchan!

 

Sección Sindical CNT La Tagliatella

Federación Comarcal Sur

Anuncios

Momentos surrealistas con la dirección de La Tagliatella

 

 

Como bien sabréis la plantilla de La Tagliatella, cada año estrenamos nueva carta que incluye platos distintos y elimina algunos de ella.

Esto implica, como es lógico, que cada vez que se cambia la carta le dediquemos un tiempo a conocer los nuevos platos, sus ingredientes, elaboración, presentación y, también, a su degustación. Pero como ya es tradición en La Tagliatella, este IMG-20151217-WA0033tiempo que le dedicamos a la formación no entra dentro de nuestro horario laboral.

En el caso concreto del restaurante del centro comercial Parque Sur, este curso formativo se impartía el 22 de abril a las 17:30h y su asistencia era obligatoria, como así informó la dirección. Pese a la anunciada obligación de asistir, en ningún momento se incluyó en los turnos de trabajo ni se informó de cómo ni de qué manera se devolvería el tiempo invertido, ni tampoco lo que pasaría con la gente que libraba ese día.

Cuando integrantes de la sección sindical preguntaron estas dudas a la gerencia, la respuesta no fue adecuada ni mucho menos aclaratoria, y, por supuesto, en sus planes no entraba incluir como tiempo de trabajo esa formación.

Debido a esta situación la sección decidió mandar un correo electrónico el viernes 22 por la mañana a la dirección y a la responsable de RRHH, informando de lo que marca la ley en este apartado y exponiendo las dudas que teníamos. Esta comunicación no tuvo respuesta alguna, pero lo que pasó ese día en el turno de mediodía en el restaurante no tiene desperdicio.

El turno empezó con una clara tensión por parte de la dirección, algo que ocurre cada vez que la sección informa a las/os compañeras/os de forma escrita de las irregularidades que comete la empresa, y a lo largo de la misma mañana en que empezaba el curso, uno de los encargados informó de que las horas finalmente se devolverían.

Nuestra sensación fue de bastante incredulidad: había sido demasiado fácil conseguir nuestro propósito y esta era una posición bastante coherente y sensata por parte de la empresa, actitud a la que no nos tiene acostumbradas. Pero, a mitad del turno, empezó el show.  El director salió de su oficina y ante la insistencia de una de las delegadas en saber si el curso era obligatorio y por lo tanto computable en horas de trabajo, la versión de la dirección cambió radicalmente: un curso que se había anunciado como obligatorio, ahora misteriosamente no lo era y se convertía en “una actividad realizada por iniciativa propia para que los camareros disfrutasen y puedan comer”, siendo la culpa toda nuestra por no habernos enterado de nada. Os podéis imaginar nuestras caras de perplejidad (las de las delegadas), que incluso se nos escapaba la risa ante lo absurdo del argumento.

La puntilla final vino cuando nos informó de que además tenía pensado hacer una reunión con el personal, ante lo que le volvimos a insistir que igualmente esta tendría que estar considerada como tiempo de trabajo. Su respuesta inmediata fue decir que no, que esa reunión volvía a ser de carácter personal y que estaba al margen de la empresa. Ahí volvió nuestra cara de asombro y nos surgieron nuevas dudas: si ni somos amigos, ni compartimos aficiones fuera del ámbito laboral, ¿de qué iba a hablarnos este señor, fuera de nuestro horario de trabajo, que era tan importante como para que fuese obligatorio?

Las risas surgidas de lo surrealista de la situación se fue tornando en cabreo cuando veíamos estupefactas cómo el director le vendía con total descaro, y sin un ápice de vergüenza, la misma película a los compañeros y compañeras que iban llegando al restaurante para realizar la formación.

Siguiendo la línea de surrealismo, el único puesto que realizó la formación dentro del turno de trabajo normal fue el de barra, casualmente cubierto por una de las delegadas de CNT. El resto de la plantilla hizo la formación a las 17:30 como estaba planificado desde un principio. Las delegadas de CNT declinaron la invitación a la actividad.

Al regresar al turno de cenas nos encontramos con una noticia muy grata: las personas que habían asistido al curso finalmente iban a ser compensadas por el tiempo invertido.Esto solo cumple un mínimo de las exigencias que habíamos hecho a través del correo electrónico.

En la sección sindical de CNT sabemos que esto es una carrera de fondo, que poco a poco vamos mejorando y nos da ánimos para seguir luchando por lo que nos pertenece.

Solo cabe insistir, a aquellos que confían en la palabra de la dirección cuando asegura que esas horas nos las iban a devolver desde un principio, que si no hubiese sido por la pequeña pero contundente presión que hemos ejercido, el resultado final hubiese sido bien distinto y habrían vuelto a saltarse la ley -como en otras ocasiones- con la complacencia e ignorancia de la plantilla, tal y como queda explicado en este escrito. Un ejemplo más de cómo la actividad de nuestra sección sindical está sirviendo para mejorar poco a poco las condiciones de trabajo de toda la plantilla de La Tagliatella, por mucho que lo niegue la dirección. Resulta evidente que con ese discurso  falso la gerencia intenta restar legitimidad e importancia al trabajo que desarrollamos en la sección.

Agradecer a Javier, director del restaurante del Parque Sur, que nos demuestre, una vez más, la fragilidad del sistema impositor que practican muchas gerencias en los restaurantes de La Tagliatella, que nos regale estos momentos donde, sin quitarle la importancia que tiene al asunto, no podemos evitar reírnos y disfrutar plenamente de la lucha sindical ante la evidencia clara de que la ignorancia es atrevida y el ego muy mal compañero. Es el segundo escrito que le dedicamos pero estamos seguras de que no será el último.

La unión hace la fuerza y nuestro único camino es organizarnos para defender nuestros puestos de trabajo.

Si quieres crear una sección de centro de trabajo en tu restaurante no dudes en ponerte en contacto con nosotras a través del correo latagliatella@comarcalsur.cnt.es

Sección sindical de CNT La Tagliatella

Federación Comarcal Sur

No somos unos vagos, no somos liberados.

Dcnt_banneresde la Sección Sindical de CNT en La Tagliatella llevamos un año intentando organizar a las/os trabajadoras/es para poder defender nuestros derechos laborales y poder luchar contra los abusos que comete la empresa de forma sistemática en todos sus restaurantes, independientemente de que estos pertenezcan a la central o a las franquicias.
Durante este año la empresa ha declinado reunirse con nosotras y optar por la vía del diálogo en innumerables ocasiones, nos ha impedido usar los tablones sindicales para informar a nuestra afiliación y resto de trabajadores/as, nos ha echado de restaurantes a los que hemos ido a repartir información entre la plantilla…
Pues no contenta con esto ahora resulta que el director del restaurante del centro comercial ParqueSur nos acusa de querer vivir del cuento. Lamentamos informarle que su opinión dista mucho de la realidad. La mayoría de las personas de la Sección Sindical de CNT tenemos una cierta antigüedad en la empresa; eso significa que hemos estado muchas veces en turnos donde faltaba plantilla y sobraba mala organización y nos ha tocado correr y trabajar como bestias para que los directores de los restaurantes cobrasen sus preciados incentivos.
Además le informamos que en CNT no hay liberados ni subvenciones, y que las Delegadas de la Sección no gozan de horas sindicales ni de ningún privilegio con respecto a sus compañeras/os, algo de lo que sí disfrutan los integrantes del Comité de Empresa y el sindicato CCOO, ya que son ellos los que tienen liberados dentro de la empresa y los que han firmado un convenio colectivo denigrante para las/os trabajadoras/es y a escondidas de estas/os.
Lamentamos comunicarle que los que viven del cuento son otros, los que traicionan a los trabajadores son otros. Usted se ha confundido totalmente de sindicato y de personas con estas afirmaciones.

Sección Sindical CNT La Tagliatella
Federación Comarcal Sur

Nuevo reparto de información sindical, misma actitud de la dirección

pegatina LaTagliatella A6-page-001El pasado sábado 16 de enero volvimos a repartir octavillas en La Tagliatella del CC Parque Sur. Los compañeros de CNT Alcorcón y CNT Leganés estuvieron repartiendo información desde las 21:30 a las puertas del restaurante para que los posibles clientes de esta cadena conozcan las condiciones de trabajo que esta empresa impone.

La dirección, por su parte, continuó con su línea represiva habitual y volvió a llamar a la seguridad del centro comercial y más tarde también a la Policía Nacional. Después de una larga conversación entra la policía y los compañeros de CNT, y después de ser éstos identificados, la policía no tuvo más remedio que dejar seguir con el reparto de información sindical.

En total entregamos una 500 octavillas entre las personas que accedían al local, paseaban por las inmediaciones o salían del cine. Algunas de estas personas mostraron su interés y apoyo a nuestro conflicto, e incluso un par de familias decidieron cambiar de restaurante para cenar y declinaron la opción de entrar en La Tagliatella.

Por parte del director del restaurante recibimos la misma actitud altiva que la última vez, criticando a los compañeros que luchan por sus derechos, intentando poner al resto de la plantilla en su contra y llevando esta lucha al terreno personal.

En la Sección Sindical CNT La Tagliatella tenemos claro que hasta que la empresa no se reúna con nosotros con una actitud clara de dialogar y mejorar nuestras condiciones de trabajo, estas acciones continuarán en los restaurantes La Tagliatella. La actitud represiva de la empresa demuestra lo necesaria que es la lucha sindical para conseguir unas condiciones de trabajo dignas en esta cadena de restaurantes. Y, por supuesto, que llamen una o mil veces a la policía no hará que nos quedemos callados frente a sus abusos: lo único que conseguirán es que cada día haya más personas dispuestas a hacerles frente.

#CNTenLucha

Sección Sindical CNT La Tagliatella

Reparto de información sindical en La Tagliatella de Parque Sur

panfleteo tagliatellaEl 26 de diciembre dos delegadas de la Sección Sindical CNT La Tagliatella, junto con compañeros del núcleo de CNT Leganés, realizamos el primer reparto de panfletos a las puertas del restaurante del centro comercial Parque Sur para informar a clientes y compañeros sobre la violación de nuestros derechos sindicales y laborales.

A las 21h empezamos a repartir los panfletos a los clientes y personas que paseaban por los alrededores, en total entregamos un total de 400 octavillas.

Desde la Sección Sindical de CNT queremos agradecer públicamente a todas esas personas que se interesaron por nuestro problema, y nos mostraron su apoyo.

Por parte de la gerencia del restaurante tuvimos una respuesta que sigue la línea represiva de la empresa: llamarón a la seguridad del centro comercial para intentar obstaculizar nuestra acción sindical, algo que no consiguieron. También mostraron su cabreo con la plantilla que estaba trabajando, intentando así sembrar el miedo y evitar que más compañeros se sumen a luchar por lo que es justo.

Animamos a nuestros compañeros y compañeras a que dejen el miedo a un lado, que no se dejen amedrentar por la patronal, y no duden en ponerse en contacto con la Sección Sindical de CNT para cualquier duda que tengan y para unirse a nosotros/as:  latagliatella@comarcalsur.cnt.es.

Creación de la nueva Sección Sindical de centro de Trabajo en el restaurante del CC Parque Sur.

Debido a la insistencia de la empresa en violar constantemente nuestros derechos laborales, ha surgido la necesidad de organizarnos en cada restaurante además de a nivel de empresa. De esta manera, los/as trabajadores/as pueden detectar de manera rápida y eficaz los problemas que les surgen en el día a día, e intentar ponerles fin mediante el apoyo mutuo y la acción directa.

Por eso, hemos decidido crear una Sección Sindical en el Restaurante del CC Parque Sur. La falta de eficacia y de empatía que demuestra el Comité de Empresa hacia la plantilla, parte de los/as trabajadores/es de este Restaurante han decidido organizarse y luchar ellos en primera persona por lo que es justo.

Aquí os dejamos la carta de una de las trabajadoras del Restaurante del CC Parque sur. Omitimos su nombre, porque podría ser el de cualquier integrante de la Sección,nos representa a todos y todas.

Compañeras y compañeros de La Tagliatella

Ahora sabrás que todo esto lo haces por ti y por tus compañeros por eso y mucho más hemos creado una sección sindical CNT.

Ya sabemos que  cuesta luchar y pelear por mejorar nuestras condiciones laborales.

Ya sabemos que tienes miedo a las represalias,a que te despidan y no poder pagar la hipoteca,tus estudios o los libros de tus hijos.

Ya sabemos que cuando la empresa te pide que hagas un “esfuerzo”, no siempre sacas fuerzas, ni es fácil explicárselo a tu familia y amigos.

Ya sabemos que cuando lo primero que te dice tu responsable es que ayer se quedo todo mal después de haber trabajado una hora más de tu jornada, te dan ganas de cantarle tus derechos,pero te dá miedo.

Ya sabemos que tus encargados intentan convencerte que es más importante el proyecto de la empresa que tu vida personal .

Que no te confundan, la productividad se aumenta con unas condiciones de trabajo dignas, personal motivado, una planificación correcta, herramientas adecuadas y medios suficientes.

Desde aquí os invitamos a que luchéis por nuestros derechos, que os organiceis como hemos hecho nosotros y nosotras. Queremos que sepais que no estais solos, y que la lucha de uno/a es la lucha de todos.

Queremos trabajar para vivir con los nuestros, no vivir para trabajar sin los nuestros.
Entonces, ¿cuál será el futuro de nuestros hijos?¿ El mismo? NO!!
Por esto y mucho mas, lo que necesitamos es la  unión entre compañeros y compañeras, y revertir el estigma.

La unión es el camino, te esperamos en la lucha.

Una compañera que ha perdido el miedo.